Duelo (2)

La muerte me está llamando

y no sé cómo no hacerla caso

porque se me antoja que va  llegando

lo que tantas veces habré evitado.

 

No me asusta y no la temo,

pero igual que no la busco

mentiría si no te digo

que si asoma, aquí la espero.

 

Y te parece un sinsentido,

y tan solo yo me entiendo

pero me quiebra no tenerte

y yo ya no tengo consuelo.

 

La muerte me está acechando,

y poco importa si te prevengo,

ya no puedes hacer nada

nadie avisa cuando ha muerto.