A veces pasan cosas… Soy Belén.

Mi niña chica creía que tita era voluble que no voluptuosa porque la lié con las palabras parecidas. Voluble porque tita siempre cambiaba de opinión. Voy o me quedo en la casa de vacaciones, voy o me quedo a comer, digo sí y cambio a no….

Hoy voy a ser yo. Me llamo Belén. Y no puedo seguir con esto. Y nunca habrá otra entrada. Hubo un correo y nunca habrá más. No se puede ignorar tanto.

Porque yo no pertenezco aquí. Porque me desnudé en alma y en cuentas. Porque I. ya va a ser operada. Y eso está bien. Porque yo creía en la bondad y sé que sigue existiendo…. pero no quiero aceptar que se puede hacer tanto tanto tanto daño a quien dices amar. Y aunque te digan las peliculas, los libros y las personas que a todos se nos caen personas…. NO PUEDO SOPORTAR ESTE DOLOR.

Lo que se ve es lo que hay. Y sin alma no se puede ver. No se puede ver. No lo podías ver. Y podrán decirle/decirte que tenías alma…. pero no. Murió hace un año, lamentablemente y casualmente con ciertas situaciones.

Culpo de esto a un mal médico. Y me vino mal que fuera mal médico… porque me hizo ver que alguien puede seguir viviendo, viajando y vendiendo que lo hace para seguir hacia delante sin compasión alguna.

Machacando un alma sensible. Y así ha sido.

Yo desde  esta pena que me lleve a un pinar, a un pueblo de Peru o a la mierda…perdono. Creo que otros no podrán perdonar o perdonarse.

Toro, Prozac medicinita linda, Saricarmen, Marian, Pildoras de felicidad, etc etc etc es imposible seguirse desnudando y exponiendo, no a vosotros, sino a quien no AMA.

Madre mía….amar significa no decir nunca lo siento??? Nunca lo creí y sigo sin hacerlo.

Ya hay fecha

I. entró en mi vida y fue un auténtico regalo en septiembre hace un año…. Yo quería hacer acompañamiento domiciliario una tarde a la semana para quienes están solos, o mayores, o solos y mayores, o …. necesitan hablar, compañía, ser escuchados…. 

Y la verdad es que fue un regalo su compañía y ahora su amistad. Pero el segundo regalo acaba de llegar. Mi querida I. de 87 años que con ochenta y su cadera fastidiada vio a un médico que la atendió y le dijo algo así como: “para lo que le queda en el convento, casi que no se opere”. Tremendo. En fin, gente que se equivoca chico, hay en todas partes. Pero madre mía, qué siete años de calidad de vida le han quitado. En fin. Sigo con lo bueno.

Cuando yo llegué a su vida y ella a la mía, volvió a ir al médico y se encontró con que siete años después el profesional de la medicina vio que tenía ante sus ojos lo que ella es (y era pero ahorita más deteriorada por el desgaste de la cadera sin operar): una superviviente de una vida familiarmente complicada,  viviendo sola en una casa y haciendo todo ella porque la pensión mensual a nada le alcanza de excesos. Hace sus ejercicios con pesas ligeras todas las mañanas para sus brazos, estira lo que puede con lo alta que es y en autobús y DE PIE porque no suele haber sitio para sentarse en esa ruta y pocos o nadie ya cede el sitio, yendo a sus clases de “ayuda cognitiva” dadas por la Comunidad para que las cabezas no pierdan “agilidad mental con los años”. Todo con su bastón y su soledad pero aceptación y ganas de seguir sobreviviendo. Cada año cojeando más por una cadera no operada en aquel año  (manda huevos)….

Y el médico le dijo: ¡entra en lista de espera. Antes de un año la llamaremos y la operarán!. Eso fue a final del año pasado.

El martes 18 próximo I. será operada de la cadera por la tarde. Ayer le prometí que me escaparía el martes a la hora de la comida para darle un beso y como mi madre me hacía, le haré la señal de la cruz en la frente y le desearé un bonito sueño en la anestesia.

Qué bueno. Qué grande. Por favor, por favor…. Dios mío que salga todo bien.

Ya nos confirmaron que rellenamos bien los papeles y la solicitud y le concedieron poder ir al menos mes y medio a clínica o residencia con rehabilitación tras el alta, porque en casa sola obviamente no podría estar ni tiene los medios.

Así que YA TENEMOS FECHA. La Seguridad Social operará a I. de la cadera en cinco días.  SUERTE luchadora. A por todas.

Duelo (2)

La muerte me está llamando

y no sé cómo no hacerla caso

porque se me antoja que va  llegando

lo que tantas veces habré evitado.

 

No me asusta y no la temo,

pero igual que no la busco

mentiría si no te digo

que si asoma, aquí la espero.

 

Y te parece un sinsentido,

y tan solo yo me entiendo

pero me quiebra no tenerte

y yo ya no tengo consuelo.

 

La muerte me está acechando,

y poco importa si te prevengo,

ya no puedes hacer nada

nadie avisa cuando ha muerto.

Reprochar no lleva a nada

“Reprochar: reconvenir, echar en cara”

No hay nada que hacer con el “tono reproche”. Lo aprendí en el 2008. Nunca he entendido a qué puede llevar bueno hacerlo. Fue durante un viaje a Croacia con un amigo. Creo que pudimos hacer cientos de kilómetros de la costa croata en coche sin hablarnos, porque él decidió por sentirse mal no hablarme durante horas (aún no sé a día de hoy con qué y él ya no forma parte de mi vida por otros motivos). Me castigaba con su silencio. Hubo hasta parada en un mirador de acantilado para fotos y sin hablar, sólo mirada severa y dura. Lo recuerdo como si fuera ayer, porque aprendí una lección.

Volvimos al coche y seguí pensando durante horas de silencio y alguna lágrima fugaz que nunca me llevaría a nada decirle qué lo doloroso, incomprensible y reprochable que fue. Si esos cambios de humor suyos, no sé por qué, le permitían provocarme ese dolor de incomodidad y sentirme mal y sola a tanta distancia de mi casa, es que él sentía que podía hacérmelo. Y para mi, entender ya que eso existía, me dolía más aún.

Y de verdad que lo creo porque la esencia en si del reproche es que te sientes mal porque alguien ha hecho algo que te disgusta o apena o enfada y quieres echar en cara. Y echar en cara nunca hará en mi caso que desaparezca el sentimiento de quien lo hizo lo hizo porque ¡así lo sintió! en ese momento. Y ahí viene mi dolor. No en lo hecho.

Desde entonces lo razono, lo asimilo y así intento asumirlo en mi interior. Es conocerme mal o poco no saber que pienso esto 🙂 pues soy una de esas personas que dice lo que piensa y siente de una forma demasiado pasional, que buena no es, pero sincera sí.

Yo lo que intento es preguntar para entender qué motivó esa acción que me dolía y pudiera ser un reproche verbal de otro. Yo pregunto. ¡Pero si el daño ya te lo hacen al corazón!. Sólo así podré entender qué les ha movido a ¿enfadarme? ¿decepcionarme? ¿fallarme? y ver si puedo evitar que vuelva a ocurrir o simplemente no me compense porque no le vea el sentido.

Eso en mi modesta opinión, es distinto que el reproche puro y duro que sólo acusa y nunca arreglará. O desde luego intento que no lo sea.  Yo no tengo ningún derecho ni soy nadie para reprochar a alguien que haga algo que SIENTE que debe hacer.

Porque no me lleva a que se borre por qué ha sentido que debía hacerme eso. Ya lo ha hecho.

Lunes de humor : Sonrisa perruna

Hoy sonrisa para empezar la semana gracias a una pequeña empresaria de mi barrio.

El sábado decidí entrar en una tienda muy chiquita de ropa del Paseo de Delicias… y fue una experiencia deliciosa (y nunca mejor dicho).  Después de haberme probado un par de prendas decidí llevarme una de ellas y la dueña me iba a cobrar en caja. Yo estaba  de espaldas a la puerta de entrada de la calle… y le vi.

Sentadito esperando fuera un perro “chuchito” de estos que rápidamente entiendes que es seguro resultado de una adopción o acogida. Le vi tranquilo. Como si toda la vida la esperara verla pasar, ahí sentadito mirándonos. 

Le dije entonces a la dueña:

  • Parece que tiene una visita

Y sin darse la vuelta sonrió y me contestó:

  • Claro, será Tano que sale de paseo. 

Y mientras me lo decía se giraba y sonreía a su amigo, al que inmediatamente se unieron otros dos perros de tamaño grande también y de “poco o nigún pedigri” pero por eso para mi más adorables si cabe…

Helena que es como se llama la dueña de la tienda, sacó de debajo de la caja una bolsa de “huesos en chuches” de perros. Y la escena era de una ternura infinita. Los 3 perros comían de la mano de la señora cada uno su chuche. Entonces asomó la paseadora que llevaba las correas extensibles de los tres perros y le dice “Buenos días Helena” .

Ante mi cara de perplejidad, la recién llegada me comenta, es que “Helena es así”. Tiene siempre una bolsa de chuches de perros porque todos los vecinos de la zona que tienen perros y que son adoptados…empiezan o terminan su paseo recibiendo ese “cariño de la dueña de la tienda de ropa”.

Eso provocó que me quedara escuchando un rato la historia de esta mujer ya de sus propios labios. Ama a todos los perros indefensos y abandonados ya que gran parte de su vida le acompañó uno que falleció ya hacía algunos años. Le pidió a su hija que lo enterrase en la finca de su propiedad y a la vez le dijo que plantara allí un almendro y que ella quería acabar sus días en cenizas en el mismo lugar que AQUEL que tanta compañía y amor le dio.

Ya veis. Puedo entrar a comprar una blusa y salgo con una historia de gente buena…

BUEN INICIO DE SEMANA. A por el lunes.

Apapachar

El otro día, cuando un grupo de amigos compartíamos la tristeza de una pérdida sufrida por  uno de nosotros, alguien nos enseñó algo que hoy quería contar.

Existe un verbo maravilloso que yo no conocía. “Apapachar”: “Es la complicidad de acariciar con el alma. Cuidar, mimar, abrazar con la energía del corazón”.

Cuando esa amiga nos lo contó. Y decía “yo te apapacho”… me pareció de lo más bello que podían decirme en ese momento. A mi y a nuestra amiga que sufre y está triste en el alma por haber perdido a su padre de una forma inesperada en el tiempo y en la forma.

Y nuevamente comprendí que cuando se nos cierran puertas, se nos aparecen paredes con ventanas entreabiertas.

Que cuando la pena te abate, salta por ahí una loquita encantadora que te dice “te apapacho” y a mi se me caen los lagrimones. Porque sé que si algo hace con cada palabra que sale de su boca es apapachar, acompañar el alma, mimar nuestras penas y ver con optimismo que el sol saldrá al día siguiente y ella estará cerca en silencio, pero estará.

Y debo decir que es algo que yo intento hacer a diario. Porque va con la vida. Con mi vida. De verdad que lo intento y seguramente lo hago porque de fondo hay una realidad que he recién descubierto como más real y no por ello dramática ni peor.

Todos en los momentos más difíciles estamos solos y decidimos solos. Pero no en el mismo grado. Y eso creo que es de ley reconocerlo. NO puede ser lo mismo cerrar cada noche la puerta de tu casa y que a “alguien” que viva dentro le importe saber simplemente que has llegado, o que cenas o que te vas a acostar o que has tenido tal alegría o tal tristeza en el trabajo…o que te de la chapa con sus problemas.

A que cierres la puerta de casa y sólo estés tú. Es que no es lo mismo. Por eso a mi sentir que alguien te quiera con su mensaje, llamada o presencia simplemente decir “yo te apapacho” (es decir, yo te acaricio con mi alma), me parece GENIAL.

Por eso HOY viernes 7 Julio 2017 deseo a quien se pasee por este espacio mágico de la blogosfera, un fin de semana al menos tranquilo y si puede ser feliz.  Y digo en alto que “apapacho a mi gente”.

A la que me une la sangre, la amistad, el trabajo o la magia de este blog.

Felicidad / Soledad

Me hablabas de pequeñeces que yo debía juntar

para así sopesar y de hecho comprobar

que vivir la vida no es sólo una temeridad

aunque la felicidad nunca pueda ser completa.

Y cuando busco en soledad, la respuesta a mi tristeza

me doy cuenta que coincide con mi absurda intransigencia,

la que maltrecha y muy herida me dejó en la cuneta

cuando yo sólo quería  perfección “en mi vida bella”

Porque estoy muy sola en esto,

pero no más que otro cualquiera,

yo decido, tú decides y al final tan sólo cuenta

que persigas con tus actos estar en PAZ con tu conciencia.

Porque tomo YO las decisiones,

y sufro yo las consecuencias…

por eso sigo peleando

contra el viento y las mareas.

(Ya son varios dias durmiendo sin pesadillas… a pierna suelta. Bieeeen!!!! )

Al perderte yo a ti

Desde que tengo uso de razón de la palabra AMOR… está en mi vida este poema y en las paredes de las habitaciones que han guardado mi sueño. 20170703_194036

“Al perderte yo a ti
Tu y yo hemos perdido:
Yo por que tú eras
Lo que yo más amaba
Y tú por que yo era
El que te amaba más.
Pero de nosotros dos
Tú pierdes más que yo:
Porque yo podré amar a otros
Como te amaba a ti,
Pero a ti no te amarán
Como te amaba yo.” (Ernesto Cardenal)

Se corresponde a la perfección con lo que yo creo que es el amor en mi vida. Como yo AMO. Pero no en concreto a una pareja, o a un hijo, a un amigo o a un familiar. Es el sentido más amplio de AMAR. A la vida. A la gente. A mis acciones. Como escribo. Como hablo. Y estoy segura del todo que no es bueno hacerlo así. Pero es inherente a mi.

Demasiada pasión. Demasiado sentimiento o simplemente demasiado desgaste. Pero si el desgaste es por AMAR con todos los sentidos y siendo capaz de decir yo te quiero a mi manera, nunca coincidirá con la tuya, y no por ello ni esa ni la mía serán la mejor o la peor forma de AMAR….valdrá la pena.

Y es que como yo te quiero o te quería….sólo yo lo sabía y lo hacía.

( Por cierto mamá, 4 de julio 2017, nueve años hoy que  nos dejaste. La pequeña de los 9 te manda un beso de aquí al cielo y más alla. Te quiero)

Lunes de Humor: Por votación

Sólo vivimos una vida (al menos terrenal) hagámoslo con una sonrisa. :

“Un hombre va a ver al urólogo y le dice que quiere hacerse una vasectomía. El doctor le dice:

– Sr. es una decisión muy grande, ¿lo ha comentado con su esposa e hijos?

y el Sr. le contesta:

– Sí se puso a votación y quedó 17 a 2”

¿Sonríes?

Objetivo conseguido a por esta primera semana de Julio… 

Una estrella más

En Mp3; 

Hay una estrella más en lo alto.

Yo lo sé. Y el resto de ellas… también.

La han recibido con los brazos abiertos.

Ella está algo chiquita.

Está sorprendida y con miedos,

y no porque sea temerosa, pues puede presumir de no serlo.

Es que llegó de improviso. De golpe. De la tierra y del pinar al cielo.

Quizás le avisara un ciervo

Quizás las fresas que ese día no salieron le dieron una pista

y los níscalos un beso.

Sin darse cuenta como un rayo iba camino del firmamento.

Nos pillaste de sorpresa

Nos helaste como frío hielo

El cielo se echó a llorar lágrimas de desconsuelo

“Buenos Aires” me decía… “viejito, pelotudo y terco

tuviste que escapar al monte solito y te quedaste a dos meses de verlo.”

Le toco la redonda panza, y no consigo articular ni un verso

Yo me he quedado muda, esa frase estaba clara,

marchó sin boleto de regreso.

¿Y qué le digo a tu costilla? La que me mira y pregunta

Él me dijo “hasta luego”

¿Me quedo aqui? me pregunta, cuando a ella me acerco.

Y he pensado que sí te fuiste

deprisita y y sin armar jaleo,

es porque como alguien bien dijo…

sólo los “señores” que son “señores”

saben irse en silencio.

Descansa en paz estrella nueva

procura mandar tus destellos

que tu familia necesita

de tus luces y recuerdos.

20170628_164408 (1)