Reclamo

Reclamo aunque no tenga derecho por otros creerme afortunada.

Pido humanidad,  necesito tolerancia…ruego una parcela de seguridad.

Hoy siento que voy de vuelta. Y eso me asusta porque sólo tengo cincuenta.

Los 40 grados de la calle pueden con las lágrimas que ya no alcanzan a tocar la atmósfera tan reseca.

Tengo el alma descolocada y de sentimientos buenos voy estando desierta.

Y no sé si rima. Ni importa. Que lo haga o no, ya no cuenta.

Se me van acabando las palabras.

No quedan exigencias.

Sólo quiero PAZ

Y AMOR…

(¡Madre mía! parezco “una Miss de la belleza” con su corona recién puesta)

Ah!!! Me queda algo de ironía y de humor.Bien. No todo está perdido. Puede que el mañana….me de una tregua.