Nido vacío

La vida nos va dando situaciones distintas difíciles de encajar como consecuencia del paso de los años. Ser la pequeña de familia numerosa me ha llevado a ver diferentes momentos en esas pequeñas parcelas ajenas de mis herman@s.

Cuando llega el primer hijo y les cambia por completo la vida (para bien obviamente, pero les cambia totalmente) y  el tiempo de sueño y privacidad de pareja se extraña.

La primera noche que su hij@ pasa fuera de casa. Por una primera excursión del cole o por cualquier otro motivo que al susodicho mociona y a los padres “ocupa y preocupa”.

Y ya no digo nada cuando los hijos se van emancipando… Vuelan. Hacen su nido lejos del que han formado por y para ellos. La marcha ya por tiempo más que indefinido. Ahí sí que entiendo que debe de costar encajarlo. Si además son más de uno los retoños y todos van volando, se vuelve más que complicado.

A mi me ha pasado algo distinto pero también muy respetable como dolorcito en el pecho. O eso creo yo.

He sentido que las circunstancias, las lejanías de las personas y la vida trasladaban también mi presencia ya de por si en segundo plano a un tercer o cuarto lugar. De sentirnos necesarios para llenar tiempos de compañía imprescindible de un menor, cuando eres quien siempre está de relevo y hasta te haces chófer por amor… Cuando crees que seguirán queriendo que les lleves de compras y algún regalito caerá. Cuando eres la primera llamada que si les pasa algo harán…

Y de pronto: nada. Se hacen mayores o les hacen mayores. Y sus prioridades cambian.

Y toca reinventarse. Nadie es imprescindible, a Dios gracias, sino la vida se extinguiría en cuanto que prescinde de nosotr@s alguien que nos importa.

  1. Es así Winnie.
    De repente uno va desapareciendo de todos los escenarios, familiares y de amistad, que creía inmutables.
    Y uno se va quedando alejado de todo y de todos.
    Y hay que reinventarse o uno acaba sucumbiendo.
    Es muy doloroso porque nadie te prepara para esto pero bueno… no queda otra que seguir caminando y buscan algún rayito de sol entre las sombras de los días.

    Besos y ánimo.

    Me gusta

  2. Buenos días, estamos con ellos cuando nos necesitan siendo pequeños/as….Según van creciendo sus necesidades van cambiando y nuestra presencia y ayuda también….Es normal q tengan q volar solos pero saben q nos tienen ahí para cuando nos necesiten….Un saludo.

    Me gusta

  3. Winnie, me recuerdas tanto a mi hermana pequeña. Dice lo mismo con mis hijos. Pero te diré que para ellos las tías como vosotras sois las mejores y sus preferidas, sean grandes o pequeños.

    Me gusta

  4. Es una suerte poder ver que los hijos vuelan y pueden hacer su vida.

    Y una desgracia saber que te necesitan porque no han podido hacerse independientes ,por circunstancias sociales , económicas , salud o lo que sea.

    Pero te entiendo.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s