Emulando a Julia Roberts

Mi querida Julia:

Siendo consciente de que ambas nacimos en 1967 🙂 

Siendo sincera y diciéndote que sé de memoria tu brindis de una de tus películas

Y sobre todo, emocionada tras acudir el fin de semana pasado a la “boda del primer sobrino varón” en la que te recordé gratamente esa escena ya clásica en “La boda de mi mejor amigo”

Quería contarte algo que no llegó a pasar allí porque  🙂 a Dios gracias me controlé 😦 . Presiento que ante casi doscientas invitados “pocos” habrían entendido mi sentido del humor black por tener tú y yo la misma edad y emularte en tu brindis achacándolo a que APENAS hay una pequeña diferencia (de altura) 🙂 entre tú y yo. Ahí lo dejo.

Cuando el Dj de la boda me preguntó si quería el micro para decir unas palabras después del vídeo “sorpresa” preparado por mi que se iba a proyectar en ese momento de los cafés le dije: No. 

Durante la proyección sólo recordaba aquel 7 de marzo cuando “mi ya sobrina” me pidió algo especial “de las cosas caseras que yo hacía en vídeo” para ese día. Como ante la virtud de pedir está la de no dar o DAR pero con condiciones se las puse…(desde luego no era mi mejor momento, pero de ♥, eso no importaba):

  • Sería mi regalo “detalle” para mi sobrino (y para ella) de su tía soltera
  • Sería un secreto para producir emoción y sorpresa en los asistentes que queremos
  • Necesitaba una canción de la novia para el novio y del novio para la novia
  • Y fundamental no sería visto más que por quien yo decidiera para que me dijera que no metía la pata con mis emociones ni elección de fotos.

Me contesto un correo definitivo: ¡Sí quiero!

El resultado fueron 13 minutos de recuerdos con una mano a mi lado cogida (menos mal porque me sentía tan rara) y cuando acabó… sólo tenía a los novios entre mis brazos… Mi chef!

Luego… la nada (excepción hecha de los abrazos: de quien por cariño mío creía debía conocer el vídeo “borrador” y de Julio 85 y Julio 87 y allegados). 

Y ese “nada” me dio para hacer un repaso de la noche anterior, la mañana en la playa y hasta el momento de la firma como testigo de la boda.

Disfruté tanto en medio de “nada” con cada recuerdo… No sabía con qué quedarme. Con cada risa con el novio achispado (por decirlo suave ja ja) la noche anterior. Con su prima-amiga convertida en su sombra devota hasta dejarle casado y bien casado. Con las fotos con sobrinos que no suelen estar juntos y esa noche se unieron en fotos y risas. Con la admiración por lo visto “no objetiva” de tía al ver desfilar ante mis ojos “la belleza” de mis sobrinas. 

  • Rojo me dejó muerta. Desbordando belleza de la buena de dentro y para fuera, de la que yo aprendo y admiro.♥♥
  • Coral adornaba su cintura y sus hombros con la elegancia de quien pareciendo desgarbada no lo es en absoluto porque ATA cada sentimiento y cada caricia que me da.♥♥
  • Fucsia llegada de lejos estaba muy, muy elegante. No creo que ella lo supiera. No sabe bien lo bella que es. No sabe bien que cada vez que alguien ve su rostro de antes y de AHORA  en mis fotos del PC me dice… qué ojos. Qué guapa. Y yo digo: sí y sobre todo es BUENA. Siento si en la cena no acerté contigo.♥♥
  • Fucsia camuflada con flores que olían a amistad, a sano, a campo abierto disfrutado…la amo y no entendiendo nada ahora un día lo hará y quizás sea a la vez que ve aquello que cree no tendrá porque soy “voluble que no voluptuosa”.♥♥
  • Blanco y negro es elegancia, es serenidad creciendo, es encontrar la tela indicada para ir cosiéndose ella misma un carácter que ya es delicioso. Es un moflete que besar a todas horas.♥♥
  • Marrón lunares estaba divina. No dudo la voy a ver arrasar porque su carácter es de tercera. Es la que crece no sabiendo si tiene que ser ella o lo que tiene por delante… pero yo le digo siempre: tú eres única. ♥♥
  • Chiquita de azul vestida como una muñeca promete ser fan mía. Por algo será que me quiere y me busca. Eso me chifla… tengo tantos cuentos e historias que narrarle.♥♥
  • Recordé mucho y pensé mucho en cómo hubieran ido las ausentes. SEGURO impecables. Bellas. Mujeres. ♥♥

Y ellos… sin pasar por alto NUNCA a un Novio Chef con verde esperanza de esa vida que vive siendo GENIAL y ENTRAÑABLE. Ellos…elegantes, divertidos, guapos, presentes aunque no siempre lo pueden estar. Me quedo con el recuerdo antes de la cena de los más jóvenes retando a Tío Barbas a botar los cantos de la playa en las aguas del Mar. Cómo reí…♥♥

Y me emocioné. Y hoy entiendo que valió la pena “ese nada” de después por todo lo que sé que tengo con la segunda generación que no puedo negar nunca son fruto del amor de mis hermanos. Sólo quiero estar ahí. Pero estar bien. Hay que ser ejemplo para los que nos siguen. Hay que ser la adulta. Pero también sé que ya much@s me aportan tanto… que nunca sabría estar sin ellos.

“Había tenido un mal sueño…. pero afortunadamente me he despertado y he visto que el mundo está como debía ser, porque mi Sobrino ha encontrado para él a la mejor Mujer. Este vídeo es por vosotros. Por la familia que somos.”