Bendita Hermana Paciencia

Espero, como esperamos y deseamos todos los españoles que la auxiliar de enfermería contagiada de ébola salga de ésta. Lo tiene muy difícil…..pero Paciencia…..lucha con ella.

¿Quien es la Hermana Paciencia? Sé poco. Lo que algún medio escrito me ha permitido APRENDER y RESCATAR para mi conocimiento. Sí. Paciencia Melgar es aquella mujer guineana, voluntaria en entrega a los demás de 47 años que fue dejada allí donde se contagió a su suerte. Mejor dicho….a la suerte de esa sangre suya milagrosa y superviviente que le hizo sobrevivir al maligno ébola.

Y ahora….el plasma de donante convaleciente de Paciencia Melgar puede a la vez que  con otros compuestos y medicamentos salvar la vida de Teresa.

No deja de ser paradójico. Allí, como ella ya ha narrado en un “hospital” donde iba muriendo la gente en los colchones de su lado. Con un cubo para vomitar y un baño para……¿cuántos? YA qué más da. Tenemos el plasma de donante convaleciente de Paciencia. Bendita Paciencia.

A lo mejor ahora…..todos nos peleamos por tener una Hermana Paciencia con su sangre con “fuerza contra el ébola” a nuestro lado….. Supongo que es lógico. La enfermedad y mucho más la muerte nos dán miedo. Nos paralizan. Pero…..yo me sigo preguntando: ¿deben existir fronteras y nacionalidades a la hora de salvar la vida de alguien? Y además….. se nos dá la paradoja de que esa vida ahora puede salvar otras muchas…… Es para pensar.