La elagancia del patinaje sobre hielo

Creo que hay pocos deportes….tan elegantes e imposible desviar la mirada de él como es el patinaje artístico sobre hielo….

Imagen tomada de internet

¡¡Qué impresionante!! Estos días estoy pudiendo verlo en televisión (la verdad es que a horas intempestivas porque me desvelo en mitad de la noche) y cómo estoy disfrutando….

Parejas en las que la patinadora es apenas un cuerpo ligero y “lanzable” al aire girando sobre sí misma y recogida por los fuertes brazos de ellos (siempre más voluminosos que ellas).

La elegancia en pareja es incuestionable. Esa increíble conexión entre los cuerpos, los giros, los lanzamientos…

La elegancia que viene también por el vestuario de los patinadores…..ellas conjuntadas con ellos con gasas, colores y hechuras que no impiden moverse en la pista…

La elegancia de la música que suele acompañar sus “danzas”…..

¡Me encanta ver el patinaje artístico!

  1. Son increíbles. Me encanta verlos y pienso que debe ser maravilloso poder recorrer la pista como ellos.
    La única vez que patiné, bueno no patiné porque me caí al entrar y me tuvieron que sacar como a los toros de la plaza una vez muertos, arrastrada 😀
    Besazo

    Me gusta

  2. Pues resulta un espectáculo bello y singular. Sólo pensar la complejidad de mantenerse en pie en ese calzado con cuchillas ya me parece un logro, como para encima realizar las piruetas, saltos y lanzamientos que hacen.

    La de culadas que se habrán dado antes de que los veamos por la TV.

    Me gusta

  3. Di que sí, a mí tambien me gusta mucho ese deporte, mucho más que la natación sincronizada por ejemplo, y mira que ese deporte es meritorio como el que más, pero esos maquillajes que las ponen a las pobres…

    El patinaje es un espectáculo muy disfrutable, no me duelen prendas en reconocer que también lo veo cuando tengo ocasión 😀

    Me gusta

  4. Mi hija hace precisamente patinaje artístico y hace menos de un mes viajamos a un certamen nacional. En la ciudad de Bariloche, que es donde se hizo, se me ocurrió meterme a una pista de hielo aunque solamente lo había hecho una vez hace algo de 25 años o más.
    Pensé que me costaría más adaptarme pero al rato ya estaba intentando piruetas. La mejor o al menos la más espectacular fue cuando mis patines quedaron en el aire. Lo duro fue que mi cara dio contra el hielo que además de frío es, precisamente muy duro.
    Les llené de sangre toda la pista y sigo con marcas del corte y mi ojo negro.

    Me gusta

Se puede comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s