Hola….

Hace una semana que decidía trasladaros mi idea de PARAR el blog y puedo asegurar, o emular a Escarlata O’hara en “Lo que el viento se llevó”  diciendo que ¡A Dios pongo por testigo que nunca pensé recibir tanto cariño en comentarios y mails personales como en esta semana me ha pasado!!!.

A alguien le dije que ya hacía tiempo en mi cabeza “la razón” había decidido por adelantado PARAR…. pero como una de las capacidades del ser humano es modificar y rectificar, puedo deciros que no pudiendo luchar contra mi “cuore” ya hay en mi cabeza alguna idea que me ronda para, en septiembre, seguir teniendo un espacio virtual…….

La gota que colmó el vaso…..fue el siguiente comentario que recibí de alguien llamado  Maximiliano Horta Avalos”

 “Hola Winnie, aunque nunca tuvimos un contacto directo, me había acostumbrado a tus diarios pensamientos y sentimientos expresados en tu blog. Te extrañaré. Ojala vuelvas. Que la Vida te sonría, y mucho. Un abrazo desde Santiago de Chile, Maximiliano”

y yo aluciné y lloré…….

ni idea tenía mi razón ni mi cuore de la existencia de alguien llamado Maximiliano (de Santiago de Chile) que SEGUIA mis sentimientos y pensamientos desde la lejanía y el silencio…. …. y luego llegó el mensaje de Daniela que tampoco nunca antes había contactado con mi blog….y sentí que NECESITABA decirle/deciros: GRACIAS y que ….

seguiré vuestros espacios y evoluciones y si Dios quiere en Septiembre de una forma o de otra……traeré de nuevo a esa Winnie que hace que Lo que se ve es lo que hay.

Aqui acaba el blog

Decidir terminar con mi blog “Lo que se ve es lo que hay” no es una decisión precipitada ni del día rojo de ayer……

Aquí acaba una etapa que ha durado casi 4 años…… Algo que empezó desde un locutorio de internet público y siguió con un portátil comprado meses después.

No hay otra explicación  a este final….que… que empiezo otra etapa. No es por hastío y ni mucho menos porque me costara publicar post tras post. No…..

Lo que empezó siendo un blog se convirtió en mi diario personal de sentimientos, relatos, cine, lunes de humor…..y frases y fotos dedicadas a los que habéis llenado mi vida superando cualquier expectativa….

Tener una media de 1.100 visitas diarias…..siento que me ha llenado de confianza en mí misma…aunque parezca ridículo.

He conocido la belleza de vuestras almas en cada uno de vuestros comentarios….

He mantenido correspondencia con algunos de vosotros…..a quienes me llenaron el corazón…

Este blog ha sido siempre un homenaje a mis padres que ya no están conmigo, a mis hermanos y a lo que me ha hecho siempre vibrar y emocionarme….

Pero hoy, se echa el cierre. Y lo cierto es que lo hago con lágrimas surcando mis mejillas…porque me dá un poco de miedo la expectativa de seguir mi vida sin “Winnie”….Pero todo va a ir bien.

Os quiero muchísimo. Os admiro a los que escribis y sabéis llenar mi mente. Os doy las gracias por quererme y…

No os olvidaré. Ésta increiblemente ha sido una de las mejores experiencias personales de mi vida.  La vida probablemente dará mil vueltas….

Winnie.

Un día rojo

Como bien dijo Audrey en Desayuno con diamantes: “Los días rojos son terribles y en esos momentos lo único que me viene bien es ir a Tiffany’s, porque nada malo me puede ocurrir allí”

Así que me voy a hacer la manicura….porque en un día rojo se deciden hacer las cosas con la razón porque no conviene dejarse llevar por lo que haría el corazón…..

¡Qué harta estoy de los que dicen: “Yo TODO de corazón……”, que NO, que muchas veces el corazón nos llevaría por donde no debe ser….

En fin. Hoy estoy en uno de esos días rojos de Audrey….

¡Cómo pasa el tiempo!

Un día como hoy hace 25 años una de mis hermanas avanzaba hacia el altar del brazo de mi padre y al encuentro de quien se convertiría en su marido…

¡Cómo pasa el tiempo! No nos damos ni cuenta…y las horas pasan y los días pasan y los años nos van haciendo mayores.

Y cuando te quieres dar cuenta, tienes sobrinos con edad de casarse, los padres ya se han ido…..y el mármol del lavabo se ha llenado de cremas y productos para que la piel no siga “su curso normal”.

¡Cómo pasa el tiempo! Sin apenas vacíos mentales recuerdo aquel día y cuando mi hermana me pasó a mi su ramo de flores.

Y cuando han pasado cinco lustros descubro que no me casé….que no me he casado….pero que aquel día y los siguientes 365 días de cada uno de estos 25 años….he sido feliz de tener cerca a mi familia.