Rumbo a Ibiza

Mañana tomaré un avión rumbo a Ibiza. Tengo la maravillosa oportunidad de pasar allá 15 días con parte de mi familia….. Con familia muy generosa y que sobre todo, sé que voy a estar bien.

Reconozco que me dá cierto reparo tal y como están las cosas ahí fuera, pero quiero creer también que me he ganado este descanso…..como todos lo merecemos (lo que pasa es que entiendo que no todos lo tenemos)

Como ya dije el año pasado, afortunadamente para mi Ibiza tiene dos caras:

– la festivalera y discotequera de la cual paso

– y la mía. La que nosotros tendremos…playa, barquito para si Dios quiere conocer calas pequeñas y reconditas.

Así que ya  lo sabéis…..la siguiente conexión será desde la Isla Pitiusa

Por cierto, el nombre de “Pitiusas” (en griego abundante reserva de pinos) viene por existir gran número de pinos que poblaban las dos islas (Ibiza y Formentera)

Foto del verano 2010 en Ibiza

Recuperando un relato

Hace ya un par de años que publiqué este relato. No siendo autobiográfico, sí es cierto  que recoge un sentimiento que yo siempre siento como algo muy muy profundo y muy mío: la Amistad.

AQUEL VIEJO PUPITRE

El tren inició la marcha. De pronto me acordé de D. Alberto, el maestro que tuve en la escuela. Es curioso cómo puede marcarnos en la vida un profesor y el sitio en el que él te coloca el primer día de colegio. D. Alberto no se guiaba por apellidos, ni por amistades y mucho menos por el sexo. Había quien decía que era un sexto sentido el que le movía a sentar a cada uno de sus alumnos en un pupitre determinado cada año. Al fin y al cabo eran diez los años que tenía entre sus manos a esas mentes inconscientes e ingenuas al principio.

Eso fue lo que me pasó a mí. Al cumplir los seis años mis padres me mandaron al colegio del pueblo. Hasta entonces era mi padre el que me instruía en casa. Aún me parece estar oyendo la voz de D. Alberto…

  • A ver ¿quién es nuevo este año?
  • Yo, señor -dije con baja voz-
  • No me llame señor criatura. Don Alberto estará bien. ¿cuál es su nombre?
  • María, María Roble
  • Bien -dijo mientras recorría con su mirada las mesas- se va a sentar usted de momento en ese pupitre libre de la tercera fila. ¿Qué sabe hacer usted?
  • Leer y escribir, bueno leer un poco lento

Su voz era grave y profunda. Era un hombre alto y de constitución grande. Una perilla blanca asomaba por debajo de su labio inferior. Vestía traje gris oscuro y sobre su nariz descansaban unas gafas. Un lazo marrón alrededor de su cuello hacía las veces de pajarita.

  • Veamos – dijo- por esta semana se quedarán ustedes en los sitios que les he dicho. La semana que viene ya veremos

pupitre1 

¡Y vaya si vimos!. No dejó a nadie en su sitio. A mí me tocó sentarme junto a una niña que se llamaba Rosa. Rosa era mi antítesis, risueña, habladora y, sobre todo, nada le daba vergüenza. Gracias a D. Alberto el gusto por escribir y Rosa entraron en mi vida. Fue Rosa la que siempre me animaba a presentar trabajos y la que me decía lo orgullosa que estaba de tener una amiga que iba a ser famosa. Yo me reía de eso y mientras continuaba escribiendo.

 Así cuando marché a Madrid fue para estudiar periodismo. Con Rosa hablaba por teléfono al menos una vez a la semana y las cartas nos permitían no perder la relación. Hasta ese día en que me llamó su madre para decirme lo rápido que había enfermado. Su enfermedad se extendía con una velocidad vertiginosa. Ella en sus cartas me lo había comentado quitándole importancia. Por eso cuando me llamaron creí que era porque había fecha para operar. Pero no. Los médicos habían descartado cualquier intervención.

 Y ahí estaba yo. En un tren que me llevaba de nuevo a Madrid desde el pueblo que me vio crecer. Y ahora subida en ese tren me recordaba arrodillada  junto a la lápida y cómo brotaron las lagrimas de mis ojos al ver la foto que estaba en medio de la cruz. “A nuestra Rosa 1967-2005”  decía la inscripción. Ni una palabra más ni una menos. Acaricié  su foto y me marché.

 Un pitido fuerte me despertó. Me había quedado dormida. Ya estabamos en Madrid.

  • Taxi

-¿Adónde?

 Le di la dirección deseando llegar cuanto antes. Nada más encender la luz lo vi. Una gran caja y colgando de ella una tarjeta en la que reconocí la letra ya sin el buen pulso de Don Alberto. Lo abrí extrañada por su tamaño y ahí estaba el pupitre que durante los dos primeros años había compartido con Rosa. En una esquina ella había grabado “María y Rosa amigas para siempre. 1975”.

Han pasado tres años desde todo aquello y a mi hija le gusta jugar con mi viejo pupitre. La hemos llamado Rosa, creo que ha sido una buena idea.

FIN

Con un día de retraso

Ey!! ¿estáis ahí? Tenéis que perdonarme abuelos….ayer se me pasó que era vuestro día. Tuvo que ser por la tarde por un programa de radio que fui consciente que el día de San Joaquín y Santa Ana era el día de celebración de la festividad de los abuelos (por eso de que eran los padres de  la Virgen María y por tanto abuelos de ese niño Jesús)

Perdonad el retraso….. ¿cómo estáis? Me hace gracias imaginaros a todos por “allá arriba”. Sólo llegué a conoceros a 3 de vosotros….pero eso ya fue un lujo, porque os viví hasta bien mayorcitos.

Hoy, un día tarde, os brindo mi recuerdo….y puede ser de los 4, pues aunque al abuelo Andrés no lo conocí, mamá me habló muchas veces de él.

– Recuerdo oírte los cuentos que tu memoria prodigiosa recordaba mientras estaba sentada en las frías baldosas negras y blancas de tu casa.

– Recuerdo tu genio diciendo a los nietos de Zaragoza que los de Madrid eramos los mejores y a nosotros los de Madrid diciéndonos que lo eran los de Zaragoza

– Recuerdo cuando me ibas a buscar a la estación del Portillo en Zaragoza e ibamos juntos andando a vuestra casa.

– Recuerdo a mamá hablándome de lo que sufrió al perderte sólo con 15 años.

¿Me habéis disculpado por el retraso? Un beso a los 4 allá donde estáis.

Vivir demasiado deprisa…

La noticia de este fin de semana de la muerte de la cantante Amy Winehouse nos desborda como siempre los hacen esas vidas trágicas que acaban mal….

Doy gracias por haber ido viviendo mi vida a buen ritmo…sin carreras, sin quererlo “probar todo”…

Morir joven a causa de una vida desorganizada y torcida es una desgracia. ¿No podríamos simplemente vivir al ritmo de nuestra edad? La infancia…donde los columpios y los sueños nos desbordan…..La adolescencia donde ir conociéndonos más a nosotros mismos y empezar los tonteos con los demás…. La juventud, el estudio y buscarnos poco a poco un futuro digno….

Son edades que requieren su tiempo. Y soy consciente de que son muchos los que son obligados a vivir deprisa. Los niños que no se les deja serlo….etc, pero en el caso de esas vidas perdidas por desmanes y devaneos con vicios….no lo entiendo.

Lo que más me ha inquietado es esa “aceptación” de algo llamado “el club de los 27″…..figuras públicas que fallecieron a esa edad de forma dramática….. y he comprobado que tecleando en google “el club de los 27” ahora ya se ha incluido el nombre de Amy Winehouse en la lista de los “integrantes”. ¡Tremendo!

Lunes borrachillo de humor

Último lunes de humor desde la peninsula…..(el siguiente ya será desde una islita) y además festivo por ser la fiesta del Apóstol  Santiago

Estaba un borracho en una esquina cuando una mujer pasa caminando el borracho la observa de pies a cabeza y dice:
– Adios fea..!!

La mujer molesta se da media vuelta y le dice:
– ¡BORRACHO!

El borracho con una sonriza le dice:
– si, pero a mi mañana se me quita…

jaja Sonreíste…BRAVO. Buen lunes

Cine: Templario

Ayer hice mi salida de cine de fin de semana. Con quien iba estaba con muchas ganas de ver esta pelicula (yo ni loca jaja) Así que allá que fuimos….

Templario dirigida por Jonathan English.  Un caballero templario junto a otros defiende El Castillo de Rochester de la toma por parte del rey Juan I en el siglo XIII.

Bueno……fuimos tres, y los tres coincidimos: mala, mala y mala.

Empezando porque no entiendo el cine en el que no paran de saltar imágenes de sangre que apenas se distinguen con el juego de las cámaras y que por eso ni siquiera importunan a los espectadores… Siguiendo porque el argumento es absurdo ¿dónde se ha visto un castillo defendido por una veintena de individuos cuando es atacada por un regimiento de mil?

Podría enumeraros una por una las razones de por qué no me ha gustado…..pero no vale la pena hacerlo.

Mala, mala….malísima. Si os gastais los casi 9 euros que vale el cine en un caprichito, os sentará mejor. Luego no me digais que no avisé.

Desbordando Amor

Lo bueno de ser la pequeña de una familia de 9 hermanos…es que tengo donde desbordar todo el amor que tengo dentro.

Y lo desbordo porque eso me hace mucho más feliz que desbordar preocupaciones y penas

Y lo desbordo porque mis padres fueron extremadamente generosos y me llenaron de amor infinito que ahora aprendí a dar

Y lo desbordo porque la vida podía haber sido muchísimo más dura conmigo y no lo fue, todo lo que me dió hasta ahora lo he podido superar

Y lo desbordo porque creo que habrá un día en que haré balance de lo dado y preferiré que la  balanza se pase en entrega

Así son las cosas…..espero seguir desbordando AMOR, lo demás….no vale la pena.

Winnie y los hospitales

Hoy podría escribir de enfermedades y desgracias…porque parece que eso es lo que se nos viene a la cabeza al oír la palabra “hospital”. Pero no voy por ahí…..

Entre la gente que quiero hay personal sanitario.

De chiquilla quise ser médico (pediatra por supuesto).

Me encantan los médicos con su pijama verde o su bata blanca….

Disfruté con la serie Urgencias…

Me encantaba el borde House

Pero…..de todas maneras ¿cuántas más razones necesito para haberme enganchado y vista entera Anatomia de Grey y espero “ansiosa” la octava temporada?

De acuerdo……ahí van dos buenas razones para que me guste la Medicina:

 

Un premio veraniego

Kotei con su blog Abriendo mi ventana al mundo

Me ha pasado este veraniego premio y me lo decía con estas palabras:

“WINNIE, por si, porque ella lo vale y me apetece mucho entregarselo”

Y la verdad es que lo voy a colgar porque le dá color a cualquier blog…. Es lindo ¿no?

Es miércoles  y como me apetece tocaros un poco las narices (ja ja ja)………vamos a pasarselo a 5 blogueros para que se iluminen (aún más) sus blogs también.

Así pues vamos allá, 5 nombres y 5 motivos:

Chris con su blog Muros de nubes porque  está ahí ya desde hace varios veranitos y siempre me dá calorcito con su cercanía. 

Sra T con su blog El blog de la Sra T…..porque desde que te descubrí cada día que publicas me entretienes y das calorcito  como este sol

Lola con sus Gatos por los Tejados…porque espero con ganas su siguiente libro para solearme los días leyendola…

Bell con Asomao al balcón con los pies colgando porque como en su Jerez en su blog siempre brilla el sol (aunque últimamente nos publica poquillo)

Nela y su En la porteria de Nela porque siempre que publica me pone al día de los cotilleos que se cuecen bajo el sol

Así… que siento que estamos hoy todos un poco más Veraniegos…sólo nos falta la cervecita  y las patatas fritas. Un beso

Los libros….qué gran tesoro

El otro día un bloguero publicaba un post con este meme de preguntas acerca de libros. Me gustó mucho, así que ahí van mis respuestas acerca de uno de los mayores tesoros de toda la historia: Los LIBROS.

El último libro que he leído, pues la primera parte de Crepúsculo

Un libro que cambió mi forma de pensar, . Los pilares de la tierra….me dí cuenta del tesoro que es una buena novela entre las manos

El último libro que me hizo llorar fue Cometas en el cielo de K. Hosseini

El último libro que me hizo reír fue Contra el Viento del Norte me reí a carcajadas y me emocioné con sonrisas.

Un libro prestado que no me han devuelto procuro siempre prestar a quien sé que me va a devolver.

Un libro que volvería a leer siempre El Principito y El Diario de Ana Frank. Creo que son dos libros de mesilla de noche para que no se nos olviden muchos “valores”

Un libro para regalar a ciegas El principito sin ninguna duda.

Un libro que me sorprendió para bien Todos los que cuando inicio la lectura de las primeras páginas, me doy cuenta que la historia me ha atrapado y tengo un filón de sentimientos entre las manos.

Un libro que robé Nunca he robado un libro

Un libro que encontré perdido No se ha dado el caso