Centenario del nacimiento de Miguel Hernández

Ayer desde su blog Gatos por los tejados , Lola Mariné nos animaba a llenar hoy, que se cumplen 100 años del nacimiento del  magnífico poeta y dramaturgo Miguel Hernández (Orihuela, 1910-1942), nuestros blogs de poemas suyos.

Aquí está el poema suyo, desconocido para mi hasta ahora y  que he rescatado:

ROPAS CON SU OLOR

Ropas con su olor
paños con su aroma.

Se alejó en su cuerpo,
me dejó en sus ropas.

lecho sin calor,
sábana de sombra.

Se ausentó en su cuerpo.
Se quedó en sus ropas.

Allá donde esté: Feliz cumpleaños  Poeta

  1. Un gran poeta eso ya nadie lo pone en duda.

    SENTADO SOBRE LOS MUERTOS

    Sentado sobre los muertos
    que se han callado en dos meses,
    beso zapatos vacíos
    y empuño rabiosamente
    la mano del corazón
    y el alma que lo mantiene.

    Que mi voz suba a los montes
    y baje a la tierra y truene,
    eso pide mi garganta
    desde ahora y desde siempre.

    Acércate a mi clamor,
    pueblo de mi misma leche,
    árbol que con tus raíces
    encarcelado me tienes,
    que aquí estoy yo para amarte
    y estoy para defenderte
    con la sangre y con la boca
    como dos fusiles fieles.

    Si yo salí de la tierra,
    si yo he nacido de un vientre
    desdichado y con pobreza,
    no fue sino para hacerme
    ruiseñor de las desdichas,
    eco de la mala suerte,
    y cantar y repetir
    a quien escucharme debe
    cuanto a penas, cuanto a pobres,
    cuanto a tierra se refiere.

    Ayer amaneció el pueblo
    desnudo y sin qué ponerse,
    hambriento y sin qué comer,
    el día de hoy amanece
    justamente aborrascado
    y sangriento justamente.
    En su mano los fusiles
    leones quieren volverse
    para acabar con las fieras
    que lo han sido tantas veces.

    Aunque le falten las armas,
    pueblo de cien mil poderes,
    no desfallezcan tus huesos,
    castiga a quien te malhiere
    mientras que te queden puños,
    uñas, saliva, y te queden
    corazón, entrañas, tripas,
    cosas de varón y dientes.
    Bravo como el viento bravo,
    leve como el aire leve,
    asesina al que asesina,
    aborrece al que aborrece
    la paz de tu corazón
    y el vientre de tus mujeres.
    No te hieran por la espalda,
    vive cara a cara y muere
    con el pecho ante las balas,
    ancho como las paredes.

    Canto con la voz de luto,
    pueblo de mí, por tus héroes:
    tus ansias como las mías,
    tus desventuras que tienen
    del mismo metal el llanto,
    las penas del mismo temple,
    y de la misma madera
    tu pensamiento y mi frente,
    tu corazón y mi sangre,
    tu dolor y mis laureles.
    Antemuro de la nada
    esta vida me parece.

    Aquí estoy para vivir
    mientras el alma me suene,
    y aquí estoy para morir,
    cuando la hora me llegue,
    en los veneros del pueblo
    desde ahora y desde siempre.
    Varios tragos es la vida
    y un solo trago es la muerte.

    Que pases un Haloween de muerte 😉
    Besos!

    Me gusta

  2. Groucho.
    buena elección. Besos

    Eurice.
    Has elegido también un poema bellísimo. Y sí te haré caso y tendré un fin de semana “de muerte” jaja Un beso

    Nyka.
    Bonito juego de palabras Nyka. Quedémonos con los menos días grises posibles. Un beso

    Me gusta

  3. Menos tu vientre,
    todo es confuso.
    Menos tu vientre,
    todo es futuro
    fugaz, pasado
    baldío, turbio.
    Menos tu vientre,
    todo es oculto.
    Menos tu vientre,
    todo inseguro,
    todo postrero,
    polvo sin mundo.
    Menos tu vientre,
    todo es oscuro.
    Menos tu vientre
    claro y profundo.

    Grande MIguel Hernández.

    Un besote y feliz sábado 😉

    Me gusta

  4. Yo quiero ser llorando el hortelano
    de la tierra que ocupas y estercolas,
    compañero del alma, tan temprano.

    Alimentando lluvias, caracolas
    y órganos mi dolor sin instrumento.
    a las desalentadas amapolas

    daré tu corazón por alimento.
    Tanto dolor se agrupa en mi costado,
    que por doler me duele hasta el aliento.

    Un manotazo duro, un golpe helado,
    un hachazo invisible y homicida,
    un empujón brutal te ha derribado.

    No hay extensión más grande que mi herida,
    lloro mi desventura y sus conjuntos
    y siento más tu muerte que mi vida.

    Ando sobre rastrojos de difuntos,
    y sin calor de nadie y sin consuelo
    voy de mi corazón a mis asuntos.

    Temprano levantó la muerte el vuelo,
    temprano madrugó la madrugada,
    temprano estás rodando por el suelo.

    No perdono a la muerte enamorada,
    no perdono a la vida desatenta,
    no perdono a la tierra ni a la nada.

    En mis manos levanto una tormenta
    de piedras, rayos y hachas estridentes
    sedienta de catástrofes y hambrienta.

    Quiero escarbar la tierra con los dientes,
    quiero apartar la tierra parte a parte
    a dentelladas secas y calientes.

    Quiero minar la tierra hasta encontrarte
    y besarte la noble calavera
    y desamordazarte y regresarte.

    Volverás a mi huerto y a mi higuera:
    por los altos andamios de las flores
    pajareará tu alma colmenera

    de angelicales ceras y labores.
    Volverás al arrullo de las rejas
    de los enamorados labradores.

    Alegrarás la sombra de mis cejas,
    y tu sangre se irán a cada lado
    disputando tu novia y las abejas.

    Tu corazón, ya terciopelo ajado,
    llama a un campo de almendras espumosas
    mi avariciosa voz de enamorado.

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.

    Me gusta

  5. Todos sus poemas son como un sueño, hacen que uno flote entre las nubes.
    El que tu has elegido, asi tan breve.. es perfecto
    Feliz Fin de Semana y Happy Halloween
    :]

    Un abrazote!

    Me gusta

  6. una genial idea a la que me he sumado y un bonito poema… Yo opté -aun a sabiendas que era mas conocido- por uno de mis preferidos.

    Y preciosas las aportaciones de Eurice, Theo y Bll, pues la elegía a Ramón Sijé tb es super emocionante…

    Bezos.

    Me gusta

  7. Qué bonita iniciativa. Aquí dejo mi granito de arena:

    Si nosotros viviéramos
    lo que la rosa, con su intensidad,
    el profundo perfume de los cuerpos
    sería mucho más.

    ¡Ay, breve vida intensa
    de un día de rosales secular,
    pasaste por la casa
    igual, igual, igual,
    que un meteoro herido, perfumado
    de hermosura y verdad.

    La huella que has dejado es un abismo
    con ruinas de rosal
    donde un perfume que no cesa hace
    que vayan nuestros cuerpos más allá.

    Un beso lleno de fragancia para tí…

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s