Relato: La carta

Ana cogió de nuevo la carta de su regazo y la releyó:

“ Tenerife, 17 abril.

Querida Ana:

¿Sorprendida? Ante la desolación que me embarga no he podido evitar pensar en ti y escribirte para desahogar mi dolor. Bea ha muerto. No puedo ni creérmelo aún al escribirlo. Fue durante el parto, hubo complicaciones y… al niño consiguieron los médicos salvarle pero no a ella”

  Cuando nació Manuel ya nos dijeron que otro posible embarazo podría traer complicaciones y… bueno perdóname ¿cómo estás? Ha sido mucho tiempo, quizás demasiado. Me habría gustado llamarte, pero al no tener noticias tuyas desde hace tanto no he encontrado otra opción que mandarte esta carta a la dirección que tenía de tus padres. No sabes cuántas veces he pensado en ti. ¿Recuerdas esa fiesta en Pipos cuando ganamos el premio al mejor disfraz? ¿y la fiesta en la que me tuviste que dar el biberón lleno de cerveza sentado sobre tus rodillas? ¡qué cosas! Hace sólo seis meses de la muerte de Bea y no dejo de pensar en qué hubiera pasado si lo nuestro hubiera ido hacia delante.  No te asustes. Estos 8 años de matrimonio han sido maravillosos, ella era especial tú lo sabes, me lo dijiste a los dos días de conocerla en aquel verano del 83. Tengo dos hijos estupendos.”

 Bea me ha hecho muy feliz, pero ¿cómo  voy a salir de esto? Tengo 35 años y dos hijos uno de 5 años y otro de seis meses. Sé que puede resultarte increíble mi petición de que vengas aquí, a Tenerife pero no puedo evitar pedírtelo. Aquí estarás a tu aire de veras. La casa es muy grande y yo tendría alguien con quien charlar y recordar viejos tiempos. Mis suegros han vuelto ya a su casa en Madrid y aún con todo nuestra vida juntos estos últimos meses ha sido terrible. Después de todo era su única hija.

Espero recibir noticias tuyas, en el reverso del sobre está mi dirección. Con todo mi cariño.

Manuel.”

Ana volvió a dejar la carta sobre sus piernas….

Después de recibir la carta había estado tres meses dando empuje y apoyo a Manuel con charlas nocturnas por el móvil. Para ella y para su familia no había sido fácil entender que el amigo más fuerte de los veranos  hiciera su aparición estando tan reciente la muerte de la mujer.

Pero tras darle muchas vueltas y largas conversaciones había decidido acudir a la isla a ver a Manuel. Ahora se encontraba en ese avión rumbo a Tenerife para pasar su mes de vacaciones en la isla.  Sabía  que no iba a ser fácil, sabía que iba a encontrarse con dos pequeños a los que no les encajaría…. y con un Manuel que era para ella el que dejó en aquellos veranos en Alicante. Las personas cambian, pensó, pero hay cosas en el fondo del alma que no se pierden ni aunque pasen muchos años.

 Lo sabía…..Sabía que la vida le estaba dando una oportunidad de reencontrase con el que fue  muy importante en su vida….con su pasado…y en ese momento ella estaba libre de ataduras.

Se abrochó el cinturon…cerró los ojos….y se relajó…..Iba dispuesta a apoyarle  y después …ya se vería y en lo más hondo de sí misma su corazón sonrió.

FIN

  1. Felipe.
    Yo he intentado que se deje entrever la esperanza….

    Miguel.
    Gracias…eso lo piensas tú que me quieres bien…jaja. Es cierto que he pretendido que hubiera algo de luz de esperanza en este relato….Volver a empezar siempre es duro….pero a veces muy esperanzador. Un beso

    Eurice.
    Eres un cielo…me alegra que te guste. bss

    Me gusta

  2. Es toda una aventura y la verdad no sabría como tomarlo si algo así me pasara. Es como de segundo plato, ahora que su mujer murió se acordó de un amor que dejo atrás. Y si no hubiera muerto, se acordaría igual?

    En fin, nunca se sabe.

    Un beso cielo

    Me gusta

  3. No sé, a mí me parece también un poco de segundo plato, en la primera frase lo dice claro, “ante la emoción que me embarga no he podido evitar pensar en tí…”. O sea, llevamos un siglo sin tener contacto, pero ahora me hace falta apoyo y te llamo para que me ayudes… Pero bueno, evidentemente ella es libre de decidir.

    Un besote, Winnie 😉

    Me gusta

  4. Iñaki.
    Yo así lo imaginaría….

    Lola.
    Pues ese es el mensaje…..gracias a ti Lola

    Theodore.
    A veces somos egoistas en situaciones desesperadas…pero yo no quiero creer lo del segundo plato…ella sabe lo que hay…Acude a un reclamo….ya se verá…la vida nos sorprende SIEMPRE. Besos “majo”

    Me gusta

  5. Yo pienso como Theodore…pero lo cierto es que esto es real como la vida misma…

    Te animo a escribir más relatos, se leen muy bien y logras captar la atención desde el principio y eso es complicado, un besote Winnie me marcho unos días pero nos vemos a la vuelta 😉

    Me gusta

  6. Ay!…me gustó mucho!! Muy buen relato, linda historia, con cosas que pasan y dejando abiertos varios caminos…bella y simple descripción de un punto de inflexión en la vida de alguien…un abrazo.

    Me gusta

  7. Una historia tan bonita como triste, tal como han comentado por ahí, pero hay algo que no me termina de encajar en la historia, igual es porque me da la impresión de que él quiere aprovechar que se ha quedado viudo para terminar algo inconcluso.

    Besos.

    Me gusta

  8. Nadie.
    GRacias ….¡qué bien que te guste! La esperanza…SIEMPRE

    Maribel.
    Ya te digo si dá vueltas….

    Miguel.
    Que estoy en el descanso del curso….¡que te quiero pa’rriba!!!! Un besote y mañana nos reimos con tus aventuras….

    Me gusta

  9. Todos tenemos oportunidades en esta vida, a veces tardan en venir, pero siempre tenemos los ojos con visos de esperanza, sino sería muy duro levantarse cada día, dejarnos llevar por la rutina, y reducor nuestra vida a lo que tenemos, o conformarnos sin más, creo que ese es el principio del SINVIVIR.

    Me ha encantado
    Un besote
    Nos leemos

    Me gusta

  10. Halatriste.
    COn un “relatador” como eres tú de fantástico, que te guste esto me encanta..bss

    Natalia.
    Examinándose es lo último que sé…pero está bien. Besos Natalia

    Alma.
    Segundas oportunidades…saber o no cogerlas!!!

    Me gusta

  11. jaaj no sé que te diga, cari, no quiero parecer demasiado conservador, pero no lo veo claro, jaja Y no se acordó de ella en esos años de matrimonio? Segunda oportunidad o segundo plato? Superará el recuerdo de que se fue con otra y que la llama pq la ha perdido o está bien irse a la aventura, a ver qué pasa?

    no sé, no lo veo claro, jajaja

    Bezos.

    Me gusta

  12. Me oprimió el corazón y me dejó sin aliento… es una historia muy triste, pero a la vez llena de esperanza… Un grito desesperado… y alguien que acude a sanar heridas… quizás también sus propias heridas…
    Gracias por todos tus comentarios en mi blog… Un fuerte abrazo…

    Me gusta

  13. Me gusta también tu estilo. Es un relato que se me hace muy real, puesto que en alguna ocasión me he sentido como Manuel. Un poco oportunista, por cierto; un clavo saca otro clavo.

    Un beso.
    P.D. Dejaré el cepillo de dientes en tu casa. Iré pasando.

    Me gusta

  14. que relato más bonito, triste y esperanzador. Situaciones dificiles, pero en fin de primero, segundo o tercero si crees que tienes que hacer algo, pedir algo, intentar algo, merece la pena hacerlo.

    … no se que pasa ultimamente que me estais con historias tristes en algunos blogs… aún asi, un relato precioso…

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s